lunes, 3 de noviembre de 2014

#LaRonda (1): Prejuicios con las Micros



A propuesta de El Jardín del Lúpulo, tomo parte en esta #La Ronda, dedicada a "los prejuicios sobre las cervezas artesanales de microcervecería española."

Antes a empezar a despotricar quiero dejar claro que mis "prejuicios" hacia las "micros" españolas van dirigidos a algunos casos en concreto, no quiero meter a todo el mundo en el mimo saco por que eso sería faltar a la verdad y no me parece justo.

En primer lugar, una de mis reticencias al querer comprar una cerveza artesanal, es su falta de información respecto a lo que la botella encierra dentro. Muchos veces me encuentro con la célebre denominación: "cerveza de autor". Muy bien entiendo que si la botella está en la estantería es por que alguien la ha fabricado, pero no entiendo por que no indican que estilo de cerveza es, que tipo de ingredientes utilizan, sus cualidades organolépticas... En ocasiones he dejado de comprar una cerveza por falta de información, me parece triste.

Otra de las circunstancias que me llevan a desconfiar de "algunas" compañías, es la disparidad de calidad que me he encontrado entre lote y lote, y no me refiero a pequeños cambios en la receta, ha habido casos en el que he dudado si era la misma cerveza o me había confundido al comprarla. Desde enormes diferencias en la carbonatación hasta apreciables variaciones en las texturas de una misma receta. Personalmente es una de las cosas que más me irrita, querer volver a beber aquella cerveza que tanto me ilusionó y encontrarme con una desconocida zarrapastrosa.

Por último, ya que no quiero extenderme en exceso, es el tema de los precios. Entiendo que es un sector que está naciendo, con graves problemas económicos a nivel mundial, que los costes de una "micro" debido a su limitada producción no son los mismos que las grandes multinacionales, pero me cuesta comprender a la hora de rascar el bolsillo, como una botella que se fabrica al lado de donde vivo, iendo yo mismo a buscarla al lugar donde la producen, tenga el mismo precio que otra cerveza que tiene que atravesar el océano a miles de kilómetros, con similares o mejores garantías de calidad. En este caso, el prejuicio es clarísimo, me están tomando el pelo.

Me despido, encantado de poder participar, y quiero volver a recalcar que los casos que he citado son limitados, hay "micros" en el panorama nacional que elaboran un producto excelente y que se lo están currando para salir adelante a base de calidad y trabajo.

Un saludo a todos, hasta la siguiente #La Ronda...

4 comentarios:

  1. Sobre la calidad y la falta de información está claro que como bien dices depende de la cervecería, pero lo del precio puedo asegurarte que pese a que objetivamente son caras, sacas la calculadora y empiezas a sumar y los números salen así... Producciones pequeñas, insumos comprados en el exterior, poca tirada para poder ajustar esos precios, intermediarios... Por mucho que nos duela, por el momento un productor lo tiene difícil para rebajar esos precios...

    Un saludo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Comprendo lo que me expones y no te discuto que sea así, pero el consumidor final hay veces que se queda con la mosca detrás de la oreja, cuando entre dos "micros" similares y de una misma región haya una diferencia de precios importante. (Precios que oscilan entre 1.60 € y 2.25 € en elaboraciones de un mismo estilo).

      De todos modos como he expuesto, esto se debe a que es un sector jovén y muy atomizado, pienso que pronto aparecerán movimientos cooperativistas, como en otros paises, para reducir el coste de las materias primas y aprovechar los procesos y maquinarias de forma eficiente.

      Un saludo y gracias por el comentario...

      Eliminar
  2. Sí, estamos en un momento del todo vale. Poco a poco se irá "ordenando" el sector.
    En el tema de los precios yo creo que tendrían que ser los propios productores los que expliquen porque llega a encarecerse de esa manera.
    España no es precisamente un buen ejemplo de gobiernos que ayuden a los pequeños emprendedores, además de que las pequeñas tiradas y la distribución "gourmet" que en muchas ocasiones acompaña el producto tampoco ayuda.
    Yo espero que llegue el momento en que, como en algunos países que he visitado (Nueva Zelanda), las cadenas de supermercado vendan producto local diferenciado en cada comunidad. Sería una muestra inequívoca de la normalización del sector.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy de acuerdo contigo, toda la eclosión de novedades que estamos viviendo poco a poco irán tomando su sitio y al final el mercado dictará sentencia. Es imposible que toda la oferta actual madure, no hay tanta demanda, los que ofrezcan "un valor añadido" se consolidarán, los demás desaparecerán...

      Ayudas regionales o autonómicas serían muy importantes para el sector, pero francamente en el marco actual lo veo muy dificil, espero equivocarme...

      Un saludo y gracias por todos los comentarios, todos los puntos de vista son válidos...

      Eliminar