lunes, 18 de mayo de 2015

La Ronda #33. La realidad cervecera de tu ciudad


Nos vamos de Ronda, tras no apuntarme a las dos últimas convocatorias, una por problemas técnicos ajenos a mi voluntad y la otra por que se me paso, que cabeza la mía, esta vez le tocaba proponer tema a Pau, el Lupuloadicto, y la cuestión que nos plantea es que hagamos un pequeño repaso del panorama cervecero que tenemos más próximo, pues venga, a ver que sale...

Primero y antes de empezar aclarar donde me ubico, me quedan bastante lejos los puntos calientes del movimiento artesanal que podemos encontrar por otros lugares. Vivo justo en la frontera entre Bizkaia y Gipuzkoa, en un pequeño pueblo costero, donde todavía no se asoma nuestra pasión cerveceril tan "freaky" para casi todo mis paisanos. Como muy arriesgadas podemos encontrar en las tascas de la zona, alguna elaboración de trigo alemana, la consabida "negra" irlandesa y poco más, las reinas de la barraca son las "industriales" de toda la vida. Hace años en un par de garitos se dejaron ver algunas "artesanas" locales, sobre todo Pagoa y Bertoko, pero no calaron en el consumo popular y los hosteleros dejaron de traerlas, por cierto, la primera sobrevive, pero la segunda hace años que echó la persiana.

Observando el devastador paisaje que me encuentro en mi pueblo, amplio el horizonte y busco nuevas emociones justo en las dos capitales de provincia que me quedan más cerca. Por Donosti hace años solíamos acudir a una cervecería donde se podían encontrar recetas de tierras belgas, germanas y alguna curiosidad más allá del angosto océano, pero últimamente estoy un poco desinformado de la oferta actual. Por Bilbo la situación es bastante desangelada, unos cuantos sitios donde puedes encontrar alguna que otra marca "local" y poco más, salvando la excepción de la tienda especializada que se puede encontrar en la parte vieja, que hace de oasis en el desierto.

Y lo extraño es que siendo Euskadi una tierra donde el tema gastronómico es religión, no haya calado el movimiento cervecero incipiente como en otras partes del estado, teniendo en cuenta la primavera de "micros" que afloran con mayor fuerza que nunca y en mayor cantidad por todo el territorio. En mi humilde opinión y tras años de observación, he llegado a la conclusión que si en alguna parte la cerveza ha sido la "hermanastra" pobre del cuento, ha sido justamente aquí. En cualquier establecimiento hostelero, por muy cutre que sea, podemos encontrar una docena de vinos de calidad, en estas tierras donde el "pintxo" es un "modus operandi", y el tema del comer "tradición milenaria" el acompañante exclusivo es el vino, la cerveza es para el verano, para mitigar la sed y poco más.

La proximidad de los caldos riojanos, la producción autóctona de vinos propios, y la arraigada costumbre del consumo de los productos vinícolas, hace que nuestra querida cerveza quede arrinconada en un segundo plano. Poco a poco, parece que las nuevas generaciones intentan empujar para conseguir que las novedosas marcas artesanales ganen un pequeño hueco en los puntos hosteleros, pero va a costar lo suyo por la idiosincrasia tan singular de la sociedad vasca. Espero equivocarme y que este nuevo movimiento invada todos los garitos locales, pero creo que no va a ser tan fácil...

Sobre Madrid y Barcelona, poco puedo opinar, ya que no conozco que se cuece. En los últimos años he visitado un par de veces la capital madrileña, pero estuvimos de "cañas" y poquita cosas más, en cuanto a Barcelona, tengo programado un fin de semana dentro de poco, y espero visitar unos cuantos sitios que me han recomendado, prometo pasar el informe, je, je, je...

Y al final me he alargado más de la cuenta, como siempre... ;)

7 comentarios:

  1. Un poco desolador el panorama que dibujas por Euskadi. Yo que tengo (tenía) contactos con gente de Candy y Fagor, siempre me comentaban lo mismo, que por allí no hace tanto calor para beber tanta cerveza, y que coño, los vinos están muy ricos. De echo siempre recuerdo que decían directamente: para tomar unos pintxos y unos vinos tenéis que ir a....

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente, es tal y como lo cuentas, por aquí lo que se estila es el "pintxo+vino", poco a poco se vislumbran algunas "artesanas" locales, pero va a costar cambiar el "chip" a la gente...

      Y es que la competencia es muy dura, excelentes pintxos y unos caldos de primera hacen que la irrupción de la cerveza sea muy complicada, tiempo al tiempo...

      Un saludo.

      Eliminar
  2. Hola Jon! Se me pasó ayer tu post... maldito blogroll de blogger... :(. En primer lugar muchas gracias por tu aporte.

    Me parece sorprendente lo que dices de Euskadi... es una tierra donde el buen comer es religión como bien comentas, así se vende fuera y creo que así es... Creo que hay muchas cosas en común con Barcelona en muchos sentidos y curiosamente la cerveza no arraiga... quizás porque haya una cultura del vino y el txakolí muy arraigada y la cerveza se mire de forma despectiva. En Barcelona aún estando de muchas y buenas regiones vinícolas no parece que haya tanta admiración por el vino... Ni idea.

    Muchas gracias, de veras, interesante aporte. Ahora bien, no puedo evitar tirarte de la oreja como a tantos otros por rehuir de opinar o almenos conjeturar sobre Madrid y Barcelona. Cachis en la mar qué alumnos más rebeldes en esta Ronda... Jajajaja!

    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ja, ja, ja, ya ves somos unos "artistas" del escaqueo, je, je, je...

      Muy interesante el tema de esta vez, por que nos ayuda a todos a saber un poco más sobre como está la realidad "cervecera" por lugares que no tenemos la oportunidad de llegar...

      Un saludo crack!

      Eliminar
  3. Pues si que choca un poco leer esto, más que nada porque son unas pocas las microcerveceras vascas. Precisamente dentro de unas semanas hay un evento en Irreale (Madrid) en el que se pincharán de seis diferentes de tu tierra.
    Imagino que irá poco a poco :-)

    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto que en pocos años han surgido muchas "micros" con un nivel de calidad verdaderamente interesante, con algunos ejemplos dignos de mención, pero lo que cuesta es que esa realidad se refleje en la hosteleria, eso es otro cantar, el índice de penetración me parece mínimo...

      Espero que poco a poco se le vaya dando la vuelta a esta situación, pero va a costar lo suyo, habrá que perseverar...

      Un saludo.

      Eliminar
  4. BUENO BUENO BUENO, TENIENDO YA A LOS LAUGAR EN FUNCIONAMIENTO, ES CUESTIÓN DE TIEMPO, PUES NO SOIS CABEZONES LOS VASCOS JAJAJJA.
    UN SALUDO Y A ESPERAR ( QUE YA TE HA VUELTO LA SALVE XDDDDDD )

    ResponderEliminar