lunes, 24 de agosto de 2015

Weißenoher Altfränkisch Klosterbier

Weißenoher Altfränkisch Klosterbier

- Tipo: Märzen.
- País: Alemania.
- ABV: 5.1%
- IBU: -
- Botella: 50 cl.
- Precio: 2.35 € en elcervecero.es



Weißenoher Altfränkisch KlosterbierWeißenohe es un monasterio benedictino fundado en el año 1050 al norte de Baviera, en la región de Franconia, es considerada como la cervecera más antigua de la zona. En 1827 pasa a manos de la familia Winkler, la cual ya va por la quinta generación en el negocio, fieles a la Ley de la Pureza Bávara, adoptan a partir de comienzos del presente siglo, la normativa de productos biológicos, comprometiéndose en la utilización de ingredientes orgánicos y el empleo de las técnicas tradicionales de la comarca, así como el reciclaje de los restos productivos. En sus instalaciones podemos disfrutar de un elegante restaurante, donde podemos degustar platos típicos y beber las recetas más representativas de la marca.


- En copa: De color anaranjado, casi transparente, con una moderada capa espumosa en tonos crema, algodonosa y de escasa resistencia. La carbonatación es más bien suave, y la burbuja muy pequeña.

- Aromas: Los perfiles predominantes en nariz son los que ofrecen el cereal, con tonos dulces y acaramelados, un sutil toque afrutado, leves notas cítricas y un limpio fondo de noble hierba.

- En boca: Otra vez confirmamos los registros que apuntaban al olfato, notas claras de malta con registros dulzones y ricos matices de caramelo, levemente frutal, con un final herbáceo suave y comedido. La intensidad carbónica es recatada y su cuerpo muy llevadero.

Weißenoher Altfränkisch Klosterbier- Valoración: Nos hallamos ante el arquetipo de receta bávara, con unas características muy equilibradas, que se deja beber con facilidad, elegante, sin petulancias y apetecible a todas horas. Es la típica elaboración que se consume con alegría una tras otra, no satura el paladar, se hace muy amena sin renunciar a tomar una cerveza tradicional de calidad. Siempre es de agradecer el formato de medio litro en elaboraciones de este estilo, ya que nos deja recrearnos pausadamente de toda la historia que se esconde dentro de la botella, sin miedo a quedarnos con ganas de más. Sin ser un ejemplar superlativo, repetiría la experiencia sin dudarlo...

- Puntuación: 7 -

- Una receta: Codillo con piña

- Una canción: The Rolling Stones - Like A Rolling Stone


2 comentarios:

  1. UN CLÁSICO ALEMÁN, LA RECUERDO BASTANTE DECENTE, COMO DICES, PARA TOMAR TRANQUILAMENTE SIN BUSCAR NADA EN CONCRETO, PERO ENCONTRANDO UNA BUENA CERVEZA, DE LAS QUE A TODO EL MUNDO LE GUSTA JEJEJE.
    UN SALUDO!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tengo cierta debilidad por estas recetas gemanas, quizás pasan desapercibidas en este mercado tan dado a buscar la novedad, pero a mí me regalan unos momentos entrañables compartiéndolas o acompañando una buena comida...

      Un saludo.

      Eliminar