domingo, 4 de octubre de 2015

Corsendonk Pater

Corsendonk Pater

- Tipo: Abbey Dubbel.
- País: Bélgica.
- ABV: 7.5%
- IBU: -
- Botella: 33 cl.
- Precio: 2.20 € en elcervecero.es




Corsendonk PaterRememorando los "clásicos" belgas que en su día me cambiaron el concepto de lo que significaba beber una buena cerveza, vuelvo a rescatar del pasado esta receta de la marca Corsendonk. Esta fórmula nació el año 1982, se trata de una "doble" de abadía y los ingredientes utilizados son maltas del tipo Caramel, Pilsen y Munich, y por en el apartado lupulado encontramos las variedades Kent, Saaz y Hallertau. Tirando de memoria, siempre elegía la "triple" de esta marca, para un servidor era la "top" de la gama, esta estaba un escalón por debajo, repasemos los recuerdos que a veces sueles ser traidores...

- En copa: De color marrón, muy oscura, opaca, corona un buen tocho de espuma ocre, de tipología cremosa y de alta duración. El poder de la burbuja es enérgico y sus dimensiones pequeñas.

- Aromas: Insinuantes notas de bizcochos y galletas se precipitan por la nariz, recuerdos de frutas con perfiles dulces, unos delicados toque de levadura y unas pinceladas de frutos del bosque, para terminar dejando un alegre perfume floral de aromáticas hierbas.

- En boca: Se describe una base maltosa con matices tostados y notas de rico caramelo, un delicado punto afrutado de registros sabrosos, se pueden discernir leves detalles de café y cacao, con una finalización de suave hierba adornada con sutiles toques especiados. El cuerpo es consistente, la carbonatación destacable y la carga etílica está correctamente camuflada.

Corsendonk Pater- Valoración: De nuevo la cervecera belga Corsendonk, nos ofrece un producto de alta calidad, con una gran variedad de virtudes y fiel al estilo más tradicional. La más destacable me parece que es su textura, su paso por boca es sedoso, preciso, como si de una caricia se tratase, el registro de sus perfiles es un ejercicio de equilibrio que acaba enganchando al consumidor, que busca encontrar matices novedosos a cada sorbo. Estamos ante un buen exponente de la cultura cervecera belga y es una de esas elaboraciones que recomendaría a los más noveles para dar los primeros pasos buscando nuevos horizontes. Dicho lo cual, sigo pensando que la Agnus está un pasito por delante, me sigue pareciendo la mejor de la casa...

- Puntuación: 8 -


- Una canción: Bob Seger - Old Time Rock And Roll


6 comentarios:

  1. Está muy buena, esta entrada además me recuerda que hace mucho que no la pruebo, así que creo que habrá que poner solución :)
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En esas estamos, además de buscar novedades, sigo rescatando de la memoria viejas "glorias" para comprobar como han aguantado el paso del tiempo...

      Un saludo.

      Eliminar
  2. Bueno, bonito, barato... estos son los clásicos a los que hay que volver cada cierto tiempo para relativizar la explosión de elaboraciones actuales.

    Es interesante rescatar a los viejos clásicos para ver como han aguantado el paso del tiempo y el cambio de nuestros gustos... aunque en algunos casos es peligroso y echa por los suelos esa que tanto nos gustaba, aunque este no ha sido el caso... en cualquier caso interesante.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De un tiempo a esta parte estoy intentando equilibrar mi "menú cervecero", tanta novedad se me estaba empachando, y he optado por rescatar "viejas glorias" que las tenía aparcadas...

      Bien es cierto, como comentas, que la memoria resulta "traidora" y a veces nos juega malas pasadas, pero de todas formas conviene nos conviene actualizar de vez en cuando... ;)

      Un saludo.

      Eliminar
    2. Creo que yo estoy pasando una etapa muy similar, había que poner freno la vorágine de probar todos los días cosas nuevas y volver a los clásicos para situar mejor estas novedades... que muchas veces perdemos la referencia.

      Así que yo también estoy alternando novedades o cervezas recientes con clásicos o cervezas que bebía hace años.

      Eliminar
    3. Volver a poner al día aquellas primeras "extrañas" cervezas que cayeron en mis manos y cotejarlas con el recuerdo que tengo de ellas, se ha convertido en un ejercicio muy constructivo, por que me sirve para actualizar las sensaciones que me produjeron y por otra parte me enseñan la evolución que he tenido en mis preferencias...

      No todo va a ser "el último grito" debemos dejar un rinconcito para los "clásicos" de siempre, aunque con alguno te lleves un chasco inesperado... ;)

      Un saludo, nos leemos.

      Eliminar