lunes, 18 de enero de 2016

Naparbier Aotearoa

Naparbier Aotearoa

- Tipo: Pilsener.
- País: España.
- ABV: 5.4 %
- IBU: 45
- Botella: 33 cl.
- Precio: 2.70 € en elcervecero.es




Naparbier AotearoaSi la semana pasada dedicaba sendas entradas a las elaboraciones de Naparbier, Oneka y Alien Claw, para comenzar este "blue monday" que mejor que otra receta de los navarros. Se trata de una interpretación del estilo "pilsen" un tanto atrevida ya que a los consabidos tipos de malta se le agrega lúpulo de origen neozelandés, la variedad Motueka para más señas. El nombre es de origen maorí, y traducido significa Nueva Zelanda, y en una esquina de la etiqueta viene un pequeño escrito en euskera que viene a decir: "con buenos amigos se hacen las horas cortas", toda una declaración de intenciones...

- En copa: De un color amarillo pajizo, con cierta turbidez, cubre una enorme corona espumosa, blanca, compacta e indestructible. La intensidad del burbujeo es potente y las dimensiones de las mismas pequeñas.

- Aromas: Al primer contacto invaden las notas afrutadas de origen cítrico percutiendo vivamente sobre las fosas nasales, en segundo término aparecen fragancias algo más dulces y recuerdos a cereal, aderezado todo ello con un punto herbáceo, que me recuerda al heno. Un perfume muy alegre.

- En boca: Procedemos a pegarle un buen sorbo, y enseguida brotan las notas refrescantes y frutales, se aprecian naranjas, limones, mandarinas dulces, un toque de pomelo..., tras lo cual se detecta un ligero punto a cereal que sostiene toda la exuberancia anterior, el final es amargo y seco, con un retrogusto bastante largo. La textura es liviana y el burbujeo chispeante, se deja bebe muy fácilmente.

Naparbier Aotearoa- Valoración: Para los que esperan encontrarse con una "pilsener" al uso, es mejor avisar cuanto antes que no se acerquen a esta propuesta de los de Noáin. Nos hallamos ante una interpretación muy "sui géneresis" del estilo, para esa labor tiene un protagonismo indiscutible el añadido del lúpulo en cuestión, que aporta una vivacidad y un frescor más que considerable. Personalmente, me han vuelto a ganar la mano, me parece una cerveza muy llamativa y concebida para beberla a mares, por su poder refrescante y sus registros tan alegres, quizás para los más puristas se salga de tono, pero como cantaba Bob Dylan: "los tiempos están cambiando"...

- Puntuación: 8 -


- Una canción: R.E.M. - Everybody Hurts


7 comentarios:

  1. Yo me esperaba una cosa más excelsa, la verdad, y para ser una Pilsner se han pasado tres pueblos con el lúpulo, pero en fin, mala no estaba, desde luego. Saludos.

    ResponderEliminar
  2. A mi también me gustó. Es cierto que hay que olvidarse de purismos porque una Pils como tal no es, pero es muy disfrutable y a diferencia de "Mundo Birruno" creo que tampoco es tan exagerado el punto del lúpulo. Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es lo que tiene si estás esperando una "pilsen" al uso, te llevas una sorpresa, pero si te la bebes sin "prejuicios" te acaba ganando, por lo menos ese ha sido mi caso...

      El punto de lúpulo me parece correcto, y no soy muy partidario de excesivos amargores...

      Un saludo, nos leemos.

      Eliminar
  3. Que tuviera que ir a París para probar esta cerveza tiene delito. Me gustó y al igual que tu la encontré más cítrica que amarga.
    Genial maridaje musical. Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces pasa, tenemos que salir fuera para apreciar lo que tenemos al lado, je ,je, je...

      Una de las bandas pioneras en indagar nuevas sendas en el etiquetado "rock alternativo", marcaron escuela...

      Un saludo, nos leemos.

      Eliminar
  4. Personalmente me parece muy buena, para beberse a litros.
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una de sus grandes cualidades, la fácil que entra, muy apropiada para tomar unas cuantas...

      Un saludo.

      Eliminar